En su famoso libro El cisne negro,Nassim Nicholas Taleb describió las tres características principales de un evento de cisne negro:

  • En primer lugar, es un valor atípico. Debido a que nada de lo anterior indica que sucederá, se encuentra fuera del ámbito de las expectativas regulares.
  • En segundo lugar, conlleva un “impacto” extremo; y
  • En tercer lugar, a pesar de su condición de valor atípico, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones para su ocurrencia después del hecho para que sea explicable y predecible.

El COVID-19 es un evento de cisne negro, particularmente dentro de la industria de la cadena de suministro.La mayoría de las personas que viven hoy en día no han sido testigos de nada de esta magnitud a nivel mundial, con las cadenas de suministro deteniendo a medida que la pandemia de COVID-19 se extendió por China, luego por Asia, Australia, Europa, las Américas y Oriente Medio.

La reciente Revisión del Índice Global de Moda de McKinsey estimó una contracción significativa de los ingresos de “27 a 30 por ciento en 2020 año tras año” en los sectores de ropa y calzado. Las marcas y los minoristas están viendo impactos globales, así como cambios drásticos en los comportamientos de compra de los consumidores, con muchos minoristas cerrando debido al coronavirus. Los proveedores y las fábricas enfrentan desafíos sin precedentes, con millones de trabajadores que regresan al trabajo a medida que los casos de COVID-19 están alcanzando su punto máximo, arriesgando así sus vidas para mantener sus ingresos.

Las estrategias que solían funcionar antes del COVID-19 ya no se aplican. Esto requiere una renovación completa y una reorificación de las operaciones comerciales para sobrevivir y prosperar cuando el polvo se asiente.

En Inspectorio, hemos identificado tres áreas de enfoque cada vez más cruciales dentro de la cadena de suministro en el mundo post COVID-19:

  1. Un enfoque en la salud y seguridad de los trabajadores;
  2. La importancia de los métodos remotos de verificación e inspección; y
  3. Visibilidad sobre el mapeo de la cadena de suministro.

Estos tres temas son clave para ayudar a las empresas a mantenerse ágiles y adaptar sus estrategias para satisfacer las condiciones comerciales siempre cambiantes, tanto en el clima actual como en el futuro.

Salud y seguridad de los trabajadores

A pesar de que la mayoría de las empresas todavía están en modo de crisis, es importante empezar a pensar a medio y largo plazo. Como se ilustra en el gráfico a continuación, en los próximos 12-18 meses, tendremos que operar en un mundo libre de vacunas con estrictas medidas de cuarentena y confinamiento, y una tasa de mortalidad posiblemente alta. En centros de abastecimiento densamente poblados, como India o Bangladesh,tomará mucho más tiempo inmunizar a la población. Con los países relajando gradualmente las estrictas medidas de confinamiento por COVID-19, lugares como fábricas, hoteles, oficinas y escuelas tendrán que reabrir a pesar del alto riesgo de más olas de brotes.

The future of 2020 with covid-19 by Inspectorio  COVID-19: El cisne negro de la cadena de suministro The future of 2020 with covid 19

En un país como Bangladesh, los trabajadores de la confección representan el 85% de la población total empleada del país. Reanudar la producción de las fábricas a la luz de la pandemia del nuevo coronavirus significa poner en riesgo la vida de millones de trabajadores. Sourcing Journal informa que la reapertura de fábricas se produce justo cuando Bangladesh está lidiando con su mayor número de nuevos casos. Los trabajadores de las fábricas están temiendo por la falta de medidas de seguridad, especialmente los métodos de distanciamiento social, adoptados por las fábricas en las que trabajan, y están pidiendo pautas de salud y seguridad más estrictas.

La pregunta sigue siendo:

¿Cómo se maneja un negocio en el mundo del COVID-19?

Una variedad de fuentes acreditadas, como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo, han presentado sus propias directrices y protocolos sobre el coronavirus para los lugares de trabajo a fin de garantizar el cumplimiento de las normas de salud y seguridad. Sin embargo, el cumplimiento a escala es imposible de lograr en algunos países sin la asistencia de la tecnología debido al tamaño y las complejidades de las redes de la cadena de suministro. Además, tradicionalmente ha habido poca colaboración entre los actores clave de la industria, lo que ha llevado a inspecciones repetitivas y altos niveles de fatiga de auditoría para las instalaciones.

Es muy importante que las marcas, los minoristas, los vendedores y las fábricas lideren con compasión durante y después de este momento delicado, centrándose en la salud y la seguridad de los trabajadores en el piso de producción, donde es vital ayudar a los trabajadores a reducir el contacto y la exposición. Aquí es donde Inspectorio puede ayudar. La plataforma Inspectorio RISE permite la implementación y ejecución eficientes de auditorías de salud y seguridad a través de una biblioteca preconfigurada de directrices y estándares, que han sido creados en colaboración por gobiernos, organizaciones internacionales y otros. La solución Inspectorio se puede implementar a escala con monitoreo en tiempo real, informes automáticos, análisis, planes de acción correctiva recomendados y capacitaciones interactivas para la mejora continua. Con el objetivo de apoyar a los socios de fabricación para la preparación, Inspectorio también ha publicado un Centro de Recursos COVID-19 con una colección centralizada de recursos para ayudar a los fabricantes a prepararse para abordar la crisis de COVID-19, incluida una biblioteca de directrices y estándares de Covid-19 alojados, herramientas de comunicación y concientización, y planes de impacto comercial.

Además, Inspectorio Academy proporciona una forma escalable de incorporar socios de fábrica a través de la capacitación proactiva sobre las mejores prácticas. Esto también facilita la mejora continua y permite a los usuarios tomar cursos sobre la marcha y a su propio ritmo. Nuestros cursos refuerzan la adopción y el conocimiento de esta iniciativa a través de listas de verificación, recomendaciones de mejores prácticas y definiciones de acciones correctivas clave y acciones preventivas. Para las organizaciones que trabajan con una gran red de fabricación, Inspectorio Academy proporciona los medios para verificar y realizar un seguimiento del cumplimiento de la capacitación en tiempo real.

Las marcas y los minoristas pueden incorporar estas mejores prácticas recomendadas en su comunicación interna. Según el último artículo de investigación de McKinsey “Administrar una planta de fabricación a través de la crisis del coronavirus“, dar forma a las comunicaciones internas es crucial para las marcas durante el coronavirus. Esto incluye compartir constantemente nueva información que la compañía ha aprendido sobre los brotes, así como cómo se está aprovechando ese conocimiento para garantizar aún más la salud y la seguridad de los trabajadores en el piso. Brotes anteriores han demostrado que estas mejores prácticas son más eficaces que los métodos de mensajería negativa para hacer frente a la desinformación. Al facilitar estos mensajes a través de un enfoque de comunicación bidireccional, las organizaciones pueden establecerse como la fuente de la verdad y garantizar la claridad en los mensajes que envían a las líneas del frente.

Formas remotas de trabajar

Una idea que esta pandemia ha validado es la importancia de la revolución digital. Casi todas las empresas, a través de múltiples industrias, han aprendido que la infraestructura digital es necesaria para la supervivencia. Tantos componentes de la cadena de suministro como sea posible necesitan someterse a la transformación digital, ya que una cadena de suministro totalmente digital puede generar impactos positivos significativos en las operaciones. Según Fortune, las tecnologías de la cadena de suministro digital ayudaron a las empresas a reaccionar un 25% más rápido a los cambios y crisis del mercado en comparación con sus contrapartes que no habían invertido en estos recursos.

Las soluciones basadas en la nube, como Inspectorio, están mejor posicionadas para abordar esta transición a escala. De hecho, el brote de coronavirus actúa como un acelerador hacia los métodos de trabajo remotos, incluidas las verificaciones e inspecciones remotas. La solución Inspectorio está diseñada en torno a la flexibilidad y la continuidad del negocio, y permite a las empresas mantener a las personas trabajando y la producción en el clima actual.

Con la iniciativa Inspectorio RISE COVID-19, los socios de fabricación pueden seleccionar una guía preconfigurada en la plataforma para realizar una autoevaluación. Los informes de autoevaluación se pueden compartir automáticamente directamente con cualquiera de las marcas/minoristas de su red, lo que permite una visibilidad remota completa del cumplimiento de las directrices y prototipos de salud y seguridad. Estos informes de autoevaluación identifican áreas clave de mejora necesaria con acciones correctivas automáticas y recomendaciones de acción preventiva, todo con capacidad de seguimiento remoto en tiempo real.

Del mismo modo, Inspectorio SIGHT llena el vacío en los casos en que los inspectores no pueden visitar las fábricas para realizar inspecciones de garantía de calidad debido a las restricciones de viaje. Las capacidades de autoinspección permiten a los proveedores y fábricas administrar sus propios programas de inspección, estándares y procesos de forma autónoma para mantener su rendimiento de fabricación, al tiempo que proporcionan una visibilidad completa a la marca o al minorista.

En nuestro artículo titulado “Coronavirus: The Supply Chain Wake-up call to Activate Self Inspection“, hemos destacado que, para que las verificaciones e inspecciones remotas funcionen, los datos generados a través de estos procesos deben ser confiables. Debe haber un procedimiento de validación y análisis de estos lagos de datos, que se puede hacer a escala a través de nuestros algoritmos de IA y aprendizaje automático.

No solo es importante habilitar capacidades remotas, sino también utilizar los datos recopilados para identificar rápidamente los riesgos y las irregularidades, garantizando una toma de decisiones rápida e informada en este clima que cambia rápidamente. Inspectorio SIGHT garantiza una adopción paso a paso de los procesos y flujos de trabajo propuestos a través de sus capacidades de monitoreo, al tiempo que proporciona una suite de análisis integral que incluye análisis del rendimiento de la fábrica, resultados generales de inspección y tendencias de defectos. Estos puntos de datos procesables permiten a los equipos de administración de fábricas ampliar el conjunto convencional de KPI iniciales e identificar nuevas oportunidades de mejora, todo en tiempo real y manejable en un escenario remoto.

Visibilidad de la red de la cadena de suministro

Una lección clave aprendida de la pandemia de COVID-19 es que hay una falta de visibilidad global que podría permitir a las empresas responder a la interrupción de una manera proactiva y coordinada. El gran número de jugadores en la industria hacen que esto sea particularmente intrincado para la cadena de suministro. Simplemente no hay suficiente información fácilmente disponible sobre qué proveedores, fábricas o productos están en riesgo – hasta el 70% de las empresas todavía están en modo de recopilación y verificación de datos después del brote de COVID-19, según la Harvard Business Review.

Es esencial conocer a todos sus proveedores a través del proceso de mapeo. Las empresas que no logran establecer el mapeo requerido de antemano luchan por responder o incluso por estimar el impacto probable cuando se produzca un brote. HBR afirma que después del terremoto de Sendai de 2011 en Japón, una variedad de empresas necesitaron semanas para estimar el impacto del desastre en su negocio porque no tenían visibilidad sobre los proveedores aguas arriba. Es importante establecer conexiones sobre estos recursos clave ahora: es demasiado tarde después de que haya ocurrido la interrupción.

No basta con mantener la visibilidad; las marcas y los minoristas también deben nutrir una base sólida de asociaciones de proveedores. Tres cuartas partes de los suscriptores de Sourcing Journal informan que esperan niveles más profundos de asociación con los proveedores, incluida la mejora de los procesos de extremo a extremo, las pruebas de diferentes modelos de inversión y el progreso visible hacia la sostenibilidad social y ambiental.

Como parte de las capacidades covid-19 de Inspectorio, hemos implementado un nuevo panel de control COVID-19 para proporcionar visibilidad en tiempo real del riesgo de coronavirus a nuestra base de usuarios, así como su cumplimiento de salud y seguridad. A los usuarios se les proporciona un mapa de calor que contiene datos en tiempo real sobre la situación local de COVID-19 en cualquier área de producción, incluidos los casos confirmados, los casos recuperados y las muertes. Mantenerse al día sobre el estado de COVID-19 le permite tomar decisiones de abastecimiento inteligentes y basadas en el riesgo en todos sus proveedores aguas arriba y aguas abajo, lo que garantiza aún más la estabilidad en este panorama cambiante.

¿Qué sigue

“¿Qué sigue?” es la pregunta que todos han estado reflexionando. Hemos visto un nivel de incertidumbre sin precedentes en el mundo en los últimos meses, con la cadena de suministro siendo particularmente vulnerable debido al aumento de los riesgos y las interrupciones. Para garantizar la continuidad del negocio, es importante que las marcas, los minoristas y los fabricantes desarrollen una planificación a corto, mediano y largo plazo para proteger sus operaciones en el lugar de trabajo durante la crisis y más allá.

La protección de los trabajadores en el lugar de trabajo seguirá siendo el objetivo central de las estrategias de planificación a corto plazo. Esto se puede lograr a través de la adopción de directrices de salud y seguridad, incluido un examen de salud impulsado, limitaciones en el uso de herramientas y áreas compartidas, turnos escalonados, limpieza regular de equipos con limpiezas profundas de los pisos de fabricación y políticas de aislamiento consistentes cuando alguien se enferma. Las organizaciones pueden incluso proporcionar incentivos para que los trabajadores cumplan con las pautas de salud y seguridad, mejorando aún más la resiliencia general de la fuerza laboral. Esto también subraya la necesidad de supervisar continuamente la adopción de directrices de salud y seguridad, lo que puede hacerse a escala a través de Inspectorio RISE.

En una visión más a medio y largo plazo, es fundamental acelerar la digitalización de las instalaciones de fabricación para garantizar una respuesta más amplia y un enfoque de recuperación. Esto se puede hacer habilitando capacidades remotas como autoinspecciones y verificaciones remotas. Según McKinsey, elintercambio de datos en tiempo real y el análisis avanzado representan un medio sistemático para proporcionar información más detallada, precisa y actualizada sobre el rendimiento de fabricación.

(crédito: Artículo de investigación de McKinsey Gestión de una planta de fabricación a través de la crisis del coronavirus)

Nuestro último artículo,“What’s Next for Quality Control After the Coronavirus“,” también se hace eco de este sentimiento. Las organizaciones que emprenden proactivamente el viaje de digitalización y aprovechan la autoinspección remota de fábricas, la red abierta de recopilación de datos y el aprendizaje automático se adelantan a su competencia. En Inspectorio, consideramos este viaje como “supervivencia del más apto”, donde la digitalización integrada permite a las organizaciones capear la tormenta y mostrar resiliencia a lo largo de las crisis.

Conclusión

Al igual que con las secuelas de cada evento de cisne negro, habrá empresas que prosperen y empresas que se quedarán atrás. También habrá empresas que opte por no tomar medidas con la esperanza de que un evento de cisne negro como este no vuelva a suceder. Se trata de una medida muy arriesgada.

Sin embargo, habrá empresas que incorporen sus lecciones aprendidas para realizar cambios fundamentales en sus operaciones y procesos. De esta manera, no tienen que operar a ciegas cuando ocurre el próximo evento del cisne negro. Estas empresas continuarán mostrando valor a través de la resiliencia y tendrán éxito a largo plazo.

¿De qué lado quieres estar?

Descubra cómo Inspectorio puede ayudarle a poner en marcha de forma segura sus operaciones de producción en un mundo posterior al coronavirus.